Los Alliums te dan la bienvenida o mejor aún dásela tú a ellos

 

Los Alliums son un tipo de alimentos que no deben faltar en nuestra dieta pues poseen muchos beneficios. Son bulbos que poseen propiedades y aportan nutrientes de excelente calidad para la salud y el metabolismo.
Para ir al grano os voy a decir primero que alimentos son éstos: las cebollas, los ajos, los puerros y el cebollino entre otros. No os voy a detallar más sobre su botánica y análisis nutricional pues información sobre ellos la podéis mirar por internet. Lo importante son los beneficios y como consumirlos.

Hierbas aromáticas
Cebolla y hierbas aromáticas

Estos alimentos influyen en nuestra respuesta INMUNITARIA al fortalecer nuestras defensas y eliminar infecciones de una forma más rápida y efectiva. No significa que no vayas a pillar un catarro pero si que te cures muy pronto y con síntomas leves. También son potentes en la lucha contra células cancerígenas sueltas y en reducciones de ciertos tipos de cánceres como el de estómago, colon, mama y piel. Por último hay que tener en cuenta su influencia sobre nuestro sistema circulatorio. Algunos de sus componentes tienen la capacidad de reducir coágulos y trombos y evitar enfermedades circulatorias graves, arterioesclerosis y la presión arterial alta entre otras. También tienen la capacidad de mantener a raya los niveles de colesterol total y triglicéridos. La única pega y como consecuencia de lo dicho anteriormente, personas con tratamientos anticoagulantes han de consultar con su médico sobre como les puede afectar el consumo de éstos alimentos.
Ahora vamos a la parte práctica ¿cómo los podemos consumir? Os cuento como yo los tomo a diario y en diversas formas y cada uno que lo adapte a sus gustos y necesidades. Cuando tomo el ajo crudo lo suelo hacer triturado en dips como guacamole, hummus y salmorejo. También en gazpachos o frotado sobre una tostada a la que posteriormente le añado Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).

Está muy rico triturado en una vinagreta y le da un toque punzante y rico. Hay muchas personas que o bien no toleran el ajo crudo o no les gusta. Si cogéis la opción de tomarlo cocinado lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que trocearlo o si se cocina entero, darle un golpe y machacarlo un poco. Haced esto unos minutos antes de cocinarlo para que libere las sustancias activas como la anilina. En cuanto a los demás, tomo las cebollas y puerros junto con los ajos en stir-fries, revueltos, estofados, menestras y asados al horno junto con otras verduras. A mi me encantan y me sientan fenomenal pero cada uno de nosotros somos seres únicos y tienes que tener en cuenta como te sientan a ti y de que forma. El cebollino me encanta picado sobre ensaladas y una vez lo tomé junto con yogur natural, sal, aceite y limón haciendo una vinagreta con todos esos ingredientes.

Un consejito para los que toman el ajo crudo si no queréis quedaros solos jeje es masticar perejil fresco después de comer o en ayunas y si te agobia mucho el tema puedes comprar en la farmacia cápsulas de perejil o de clorofila. Así tendrás un aliento fresco y a la vez disfrutar de éste grupo de alimentos tan saludable.

ajos

Una respuesta a “Los Alliums te dan la bienvenida o mejor aún dásela tú a ellos”

Deja un comentario