La mitocondria, la llave de la energía.

Mitocondria¿Quién no tiene fatiga hoy en dia? ¿Te levantas cansado? ¿No consigues perder peso?

Hay muchos motivos por los que sentir fatiga o cansancio desde que nos levantamos por la mañana. Uno de los motivos son las carencias nutricionales por ejemplo la típica falta de hierro que nos produce anemia y cansancio. Hay motivos emocionales que hacen que estemos sin energía, estresados, durmiendo mal y esto hace que nos levantemos por la mañana como si estuvieramos subiendo el Everest.   Pero hay un motivo que pasa desapercibido a menudo. Y este motivo tiene un origen físico, o mas bien fisiológico.

Como ya sabeis el cuerpo humano esta compuesto de células y éstas en su interior poseen una serie de orgánulos encargados cada uno de una  serie  de funciones específicas. Uno de éstos orgánulos es la mitocondria. ¿Qué ocurre con estos pequeños aparatitos productores de energía? Primero os cuento que son y para que sirven.

Las mitocondrias son unos orgánulos intracelulares encargados de producir la energía que la célula necesita para funcionar. La principal función de la mitocondria es la oxidación de metabolitos para producir ATP que es la unidad de energía de la célula. Este ATP se va a utilizar en todas las las reacciones del metabolismo que requieran energía. Por lo tanto las responsables de que tengamos un metabolismo mas rápido o mas lento y más o menos eficiente depende del número de mitocondrias de la célula y de la calidad de éstas.

¿Qué ocurre si las mitocondrias no funcinan bien? No se produce suficiente energía y por tanto estamos más cansados. También hay otros efectos como pérdida de memoria, dolores musculares, envejecimiento, aumento de peso, etc. La efectividad mitocondrial también está muy relacionada con el cancer. Aquí tenéis un artículo del Dr. Mercola que explica muy bien la relación mitocondrias-cancer. Es un artículo muy completo que habla concretamente de los beneficios del ayuno intermitente para eliminar células cancerígenas.

Hay células con más mitocondrias que otras y ésto es debido a que hay tejidos celulares que requieren más energía, por ejemplo el músculo, corazón, cerebro y en las células hepáticas.¡ Ahora viene lo interesánte! ¿Qué puede hacerle daño a las mitocondrias y como cuidarlas para mantener ese nivel de energía correcto? Vamos por partes.

Para empezar las mitocondrias se dañan por exposición a sustáncias que interfieren en su función y hacen que la producción de ATP se reduzca e incluso cese! Estas sustancias son:

  • Toxinas del entorno y de la comida como los pesticidas.
  • Quemaduras solares.
  • El tabaco.
  • Comer en exceso.
  • Anti-nutrientes como los aditivos.
  • Azúcar.

Y ahora viene la parte de esta historia que más os va a interesar. ¡La solución!

Para cuidar de vuestras mitocóndrias os dejo una serie de consejos. Si los seguis  el 80%  de vuestro tiempo, vuestras mitocondrias se sentirán genial con todo lo que ello conlleva.

  1. Cuida tu alimentación. Come más verduras y frutas que están llenas de anti-oxidántes y fitonutrientes que protegen a la célula de la oxidación dañina. Las vitaminas del grupo B también son muy importantes para la función mitocondrial y se consiguen tomando una dieta lo más variada posible incluyendo alimentos de origen vegetal y animal. Si tomas una dieta vegana consulta a tu médico para que te aconseje que suplementos necesitas.
  2. Reduce o elimina de tu dieta la comida  basura sobre todo los alimentos procesados. Si te apetece comida basura,¡ cocínala tú mismo!
  3. Otros componentes de la dieta fundamentales para beneficiarse de unas mitocondria sanas son el omega-3, magnesio, CoQ10 y  acetil-L carnitina. El omega-3 lo puedes encontrar en el pescado azul, en la yema de huevo, en las semillas de chia, lino, càñamo y en las nueces. El magnesio lo tendrás cubierto si tomas diariamente alimentos de origen vegetal. Si piensas que no tomas suficiente de éstos nutrientes puedes considerar tomar un suplemento, aunque si tomas algún tipo de medicación o tienes un problema grave de salud consulta a tu médico antes.
  4. Cuida tu entorno evitando sustáncias tóxicas, limpiadores fuertes, insecticidas, ambientadores etc. Sal al campo y llena tu casa de flores.
  5. Por último, ¡muévete! Al hacer deporte las células necesitan más mitocondrias y éstas se multiplican, así que la fatiga se puede combatir haciendo ejercicio en lugar de tirarte en el sofa.

Espero que te haya resultado útil éste artículo. Si te ha gustado compártelo.

Si necesitas atención personalizada para mejorar tu salud contacta conmigo a través del formulario de contacto.

¡Feliz día!

Deja un comentario